Cambio educativo en la etapa digital

Adalid inmark u centro educativo 3.0

La era digital ha obligado a los centros educativos a revolucionar sus modelos de gestión y relación

La llegada de lo digital ha provocado un cambio en las empresas al que no debe permanecer ajeno el sector educativo. Internet y el manejo de los datos cambia la gestión empresarial y sus modelos de negocio, de igual manera que provoca la necesidad de renovación de los centros educativos y formación.

La explosión de la tecnología que trajo consigo la irrupción de internet ha generado un cambio en la forma en que las empresas se desenvuelven en el mercado. Esta explosión es posible secuenciarla en diferentes etapas. Una primera etapa en la que con la llegada de la world wide web tenemos que comenzar a manejar y gestionar un nuevo medio de comunicación. Esta primera fase es considerada como el internet de las empresas y las instituciones ya que son ellas las que alimentan de contenido a la red. Las instituciones, empresas, centros educativos… son quienes generan un contenido que el usuario consume, sin capacidad de interacción con el mismo ni con quien lo construye.

Internet obligó a las escueles y centros de formación a adaptarse para hacer visible su labor a toda la comunidad, y no solo a sus usuarios.

La segunda etapa se inicia a comienzo del nuevo milenio. Su origen coincide con una mejora de la infraestructura que dota de soporte para estas comunicaciones: aumenta el ancho de banda, los dispositivos de conexión se abaratan y las tarifas de acceso favorecen la incorporación de nuevos usuarios al medio. Es en esta etapa cuando aparecen redes sociales como Facebook o YouTube. El aumento del ancho de banda y las mejoras en lasa capacidades de conexión hacen que millones de usuarios se incorporen al medio alterando la dinámica de funcionamiento de la etapa anterior. Ahora, los usuarios no solo consumen contenido sino que interactúan con él y crean sus propios contenidos que difunden en las plataformas creadas a tal efecto. Esta etapa es la que podríamos denominas como la del internet de las personas o la internet social.

La tercera fase, la que vivimos actualmente, es la que se relaciona con el Big Data y la inteligencia artificial. Se caracteriza por una acumulación ingente de datos con la finalidad de mejorar nuestro grado de conocimiento del mundo. La recopilación de data busca la creación de nuevas vías y formas de interacción pautadas por las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance para ofrecernos respuestas a medida: publicidad personalizada, reconocimiento facial, ocular o digital, servicios y productos a medida… Esta etapa en la que nos movemos actualmente podríamos denominarla como la del internet de los datos.

Estas fases que ya hemos superado muestran la necesidad de cambiar por parte de los centros educativos. Cuando surgió internet y este no era más que un nuevo medio de comuncación, los centros educativos -como el resto de instituciones-  se vieron ante un canal en el que tenían que publicar lo que estaban distribuyendo: su oferta formativa, su proyecto de centro… Esto supuso un cambio ya que se vieron forzados a adaptarse y hacer visible su labor a toda la comunidad, y no solo a sus usuarios.

Desterrar que la única comunicación posible es mediante la publicidad cambiará para siempre la concepción la comunicación digital de los centros educativos

En la segunda fase, cuando internet se convierte en un espacio de interacción y conversación, los centros debieron aprender a conversar en un espacio nuevo con sus audiencias: alumnos, padres de alumnos, clientes potenciales, antiguos alumnos… Las escuelas se vieron impelidas a manejar nuevos escenarios y lenguajes de interacción muy diferentes a las que venían desarrollando tradicionalmente. La última fase, va relacionada con la capacidad del centro de recopilar información útil.  La finalidad, conocer el comportamiento de sus clientes y usuarios para ofrecer los productos y servicios adecuados mediante el análisis de los rastros digitales.

Los centros educativos ya emplean internet y la tecnología digital para coordinar sus procesos, mejorando la eficiencia en sus procesos internos, reduciendo tiempos y costes lo que lleva a que puedan ofrecer una oferta de producto y servicio mejor e, incluso más económicos dentro el universo de la formación privada, gracias al uso eficiente de la tecnología digital disponible.

El siguiente paso a dar por parte de los centros de formación es dejar de tratar a su público como receptores pasivos de su oferta educativa y de servicios. Desterrar que la única comunicación posible es mediante la publicidad cambiará para siempre la concepción de los centros educativos y darán el salto para llegar a ser un centro educativo 3.0. Los centros deberán abrir sus puntos de contacto digital y así poder recibir retroalimentación. Información que ayudará a mejorar sus productos y servicios, construirá comunidad y sacará a los centros educativos de su monólogo instalándolos en el diálogo.

Fuentes consultadas

La sociedad digital por Genís Roca en TEDx Galicia

 

Educación y nativos digitales por Juan García. TEDx Valencia


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s