Una oportunidad a la Educación Terciaria en Colombia

El papel de las Entidades para el Trabajo y del Desarrollo Humano en el presente de Colombia.

Actualmente me encuentro en Colombia impartiendo el Diplomado en Marketing Educativo para Entidades para el Trabajo y el Desarrollo Humano (ETDH) en las ciudades de Cali, Barranquilla, Medellín, Pereira y Bogotá. Esta formación se enmarca dentro del proceso de renovación y mejora del Sistema Nacional de Educación Terciaria que promueve el Ministerio de Educación.

La nueva articulación del sistema educativo colombiano que el gobierno trata de impulsar promueve el impulso de una educación técnica, articulada con el resto del sistema educativo para dar continuidad en el mismo a los alumnos ya que hoy este tipo de educación es finalista, mediante una apuesta por el desarrollo y trabajo por parte de los centros en las competencias profesionales.

La razón por la que el Ministerio de Educación de Colombia apuesta por la Educación Terciaria en el desarrollo de competencias laborales responde al deseo de corrección de un déficit de la oferta laboral en este país. En Colombia se vive un proceso de dualización en la oferta laboral que o bien carece de cualificación o bien está muy cualificad, percibiéndose un gran déficit en un oferta de trabajadores adecuada en puestos intermedios. Para tratar de paliar este desajuste las directrices que se marcan desde la política van orientadas a construir una fuerza laboral que responda a esta demanda del mercado a través formaciones técnicas mediante las ETDH.

Se considera que estas entidades presentan una oferta de proximidad, de amplia cobertura y accesible al conjunto del país. Si bien, la oferta formativa que hasta ahora ofertan las ETDH es consumida por los estratos más bajos de la sociedad colombiana, pues estos consumen el 75% de su oferta, al que sumada la aportación del estrato 3 hablamos de más del 95% de sus alumnos según recogen fuentes ministeriales. El reto para estos centros es implementar una oferta mejorada que se vuelva atractiva para estratos más altos y que se vuelvan centros que abran procesos de interacción con el tejido económico y social donde se encuentran para que sus formandos estén preparados, desde el primer día una vez finalizada su graduación, a responder a las exigencias del mercado, o si así lo desean, poder continuar en la enseñanza superior ya que hoy no pueden hacerlo, frenando de este modo un deseo de mayores aprendizajes a lo que el actual diseño del sistema no atiende.

La tarea que trato de llevar a cabo desde e Diplomado en Marketing Educativo es despertar la conciencia de la necesidad de que las ETDH den un salto hacia delante y un paso al frente. Tomen conciencia de la necesidad de rediseñar sus procesos de funcionamiento, replantear el propósito de sus centros, invertir en sus instalaciones y docentes, crear y gestionar redes de relación continua con el tejido empresarial, social y toda la comunidad educativa y, al mismo tiempo, con su alumnado. Se trata de sacar el centro del centro y llevarlo a un área de interacciones frecuentes y continuadas con el medio ambiente en el que se desenvuelven.

El propósito dotar su entorno local y al país de unos trabajadores que respondan a las demandas del entorno social y empresarial, por lo que, será necesario habilitar procesos de continua revisión de la oferta formativa, metodológica y comunicativa para presentar, mediante las ETDH, una solución adecuada a las necesidades de entorno de influencia.El reto para estas entidades está en ser capaces de escuchar y comunicar mejor, ofreciendo respuestas y soluciones adecuadas y apropiadas al año 2016 así como los venideros. Salir de una perspectiva estática y reactiva en la gestión de sus modelos educativos para tornarlas en proactivas,flexibles y con una gran capacidad de cambio y adaptación.

Este modelo en el que las ETDH respondan a las demandas del mercado laboral están siendo muy criticadas desde las universidades. Estas consideran que se estaría en una oferta educativa que solo respondería a un criterio mercantilista, que apenas aportaría valor al conjunto de la sociedad y que no apostaría por la innovación y desarrollo.  Estos van acompañados de que con la propuesta del Sistema Nacional de Educación Terciaria lo que se promueve es la creación de un sector de actividad económica que descuida la perspectiva humanista y científica de la educación.

A mi modo de ver estos argumentos solo tratan de defender el status quo actual y muestran el temor de las universidades de perder su lugar de relevancia. Estas sostienen que, al solo trabajarse competencias laborales, quedan de lado el trabajo de habilidades propias del ser. Sin embargo, el mercado laboral de hoy no quiere trabajadores que simplemente ejecuten una tarea, si no que demanda de estos que sean flexibles, cuenten con capacidad de adaptación, sepan comunicar con eficacia, se integren en equipos de trabajo mutables… cualidades que sin el desarrollo y el trabajo de competencias del ser es imposible poner en marcha. Bien es cierto que desde las ETDH han de buscarse nuevos modelos de funcionamiento que pongan valor en promover y trabajar estas habilidades del ser y no solo del hacer pero, creo, que ya lo están haciendo en la medida de las posibilidades que su modelo actual les permite. Por ello, la existencia de este Diplomado en Marketing Educativo, para el planteamiento de cauces de mejora y su implementación desde cada centro así como en el conjunto de ellos con la persecución de un propósito común.

A los portavoces de las universidades colombianas que se han manifestado a este respecto les diría que no tengan miedo. Las universidades son y deben seguir siendo escenarios para la innovación, la investigación y el desarrollo de nuevo conocimiento y tecnología. Como digo a mis alumnos, que el mérito de unos sea gracias a la presentación del demérito de otros no me parece la mejor propuesta. Las ETDH necesitan a las universidades y la inversa. Se trata de una relación de ganar-ganar para ambas partes porque lo que no deben perder de vista ninguna de ellas, es que coinciden en un propósito: educar personas de cara a promover su desarrollo personal, social y profesional de cara a construir una Colombia mejor que progrese social y económicamente en un medio ambiente sostenible.

Fuentes consultadas

Sistema de Educación Terciaria en Colombia. Presentación realizada por la viceministra Natalia Ariza Martínez

Sobre el sistema de educación terciaria en Colombia. Publicado por María Cecilia Plester Álvarez en el Nº656 de la publicación Alma Mater de la Universidad de Antioquía.

La Educación Terciaria en Colombia. Preparar el terreno para su reforma publicado por el Banco Mundial

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s